Taller para sanar conflictos transgeneracionales, epigenéticos, responder a estas cuestiones, aportar información útil para desarrollar la técnica que se trabaja dentro de la terapia transgeneracional. Árbol genealógico: Esta parte conforma la herencia genética y epigenética que ha sido heredada de los antepasados de una persona.

El trabajo que en los últimos años se ha denominado “Constelaciones Familiares” creado por Bert Hellinger, es un instrumento entre tantos, que puede o no ser una herramienta para la psicoterapia. La Gestalt nos da la posibilidad de una mirada de campo y de proceso, lo que hacemos a través de las constelaciones es ampliar dicho campo y extender la temporalidad de dicho proceso para darle un alcance transgeneracional. En les terapias convencionales no se da importancia a los hechos porque están en el pasado, en un pasado lejano a veces. Pero lo que Hellinger ha descubierto, desde su experiencia en constelaciones, es que cuando alguno de estos hechos no ha estado suficientemente elaborado, es decir, no se le ha dado importancia, se intenta no recordar… en una palabra, ha quedado excluido del pensamiento familiar, se refleja después en algún miembro posterior de la familia, aunque sean muy lejanos, los hechos, afectan al sistema familiar, al alma familiar, como le llama Hellinger. Esta alma familiar es como una red, como una conciencia que engloba a toda la familia. Los miembros de una familia están unidos por lazos invisibles i por amor…  y cuando algún hecho no ha sido aceptado, o alguien ha sido excluido, el alma familiar no lo tolera.

Cuando operamos en contacto con el campo siempre ocurren fenómenos interesantes que pueden pasar desapercibidos para la mirada de la psicoterapia. No obstante, hay evidencia de que las constelaciones no benefician sólo a quien constela, sino también a quienes participan de la misma como representantes de otras personas o bien a quienes simplemente las presencian.

En muchos casos existe una resonancia entre diferentes personas y una sinergia, es decir, que el movimiento de un campo impulsa movimientos en otro, los cataliza o los acelera. En el taller trabajamos mirando al campo de nuestros participantes, cuando el trabajo es transgeneracional lo que observamos ya no es el proceso del cliente sino el “proceso del campo como un todo” del cual en un momento determinado el cliente pasa a formar parte.