“Le Nozze di Teti e Peleo”, una cantata de Rossini en homenaje a los borbones. Compuesta para celebrar el matrimonio de María Carolina de Borbón. 

Gioacchino Rossini fue un compositor fundamentalmente conocido por sus óperas. Entre 1810 y 1829 se convirtió en el referente de la ópera italiana del siglo XIX, demandado por los teatros y empresarios italianos, para después retirarse en plena cumbre de su carrera y dedicarse a su segunda pasión: la comida. No obstante, el cisne de Pésaro también compuso música sacra (como la Messa di gloria o la Messa di Milano) y algunas cantatas. Le nozze di Teti e di Peleo (Las bodas de Tetis y Peleo) es una de esas cantatas. En primer lugar, explicaremos qué es una cantata: según Philip Gossett, la cantata fue uno de los géneros vocales más importantes durante el Barroco, estaban compuestas para una o más voces solistas y mezclaban recitativo, arias y partes para coro. Solían interpretarse en las iglesias o en los salones aristocráticos para conmemorar eventos históricos y estaban formadas por pequeñas escenas de ambiente mitológico. En el siglo XVII, se solían escribir con un bajo continuo como único acompañamiento hasta que más tarde se empezaron a desarrollar acompañamientos orquestales más elaborados (aunque existen cantatas muy tempranas con acompañamientos orquestales y cantatas del siglo XIX acompañadas sólo por un piano.)